04 abril, 2011

Reinas en América por 23 años

Las selecciones cubanas de judo convencieron —y de qué manera— en la última competencia punteable para los Juegos Panamericanos de Guadalajara, celebrada este fin de semana (2-3 de abril) en la propia capital de Jalisco, México, donde consiguieron el primer puesto general y entre las damas, en tanto los hombres terminaron segundos, detrás de Brasil.
Con cinco doradas, una plata y un bronce, las chicas del profesor Ronaldo Veitía no solo dominaron el torneo, sino que ratificaron su asistencia a los venideros juegos múltiples de América con equipo completo. Asimismo, salieron airosas en los cuatro duelos contra las brasileñas, sin dudas, sus principales adversarias.
Idalis Ortiz (+78 kg) fue la única repitente de oro respecto a la Copa Panamericana de Guayaquil en marzo, en tanto Yaritza Abel (63) y Onix Cortés (70) aportaron sendas coronas que mucho agradeció el conjunto, sobre todo la de esta última, quien se impuso a la monarca del orbe, Yuri Alvear, la más enconada rival en su división.
Yanet Bermoy (52) salió airosa ante la auriverde Erika Miranda en el primer combate y en lo adelante nadie la frenó para un título que debe devolverle confianza tras ciertos tropiezos internacionales. Finalmente, la capitana Yurisleidis Lupetey (57) completó el quinteto de lujo en lo más alto del podio, en tanto Dayaris Mestre (48) quedó segunda tras caer frente a la argentina Paula Pareto y la subtitular olímpica Yalennis Castillo (78) terminó con bronce al ceder ante la campeona mundial Kayla Harrison, de Estados Unidos.
Desde 1988, cuando nuestra selección femenina conquistó el primer puesto en un evento continental, nunca ha perdido la punta en estas justas —excepto en tres ocasiones que no asistió— en las que acumula 131 medallas (91-19-21). Si sumáramos los éxitos en los Juegos Panamericanos de 1991, 1995, 1999, 2003 y 2007, pudiéramos asegurar que en 23 años han sido reinas en América.
Hombres siguen adelante  
Tres campeones, un subtítulo y dos metales bronceados en Guadalajara hablan de estabilidad competitiva en nuestro conjunto masculino, que según el ranking consultado tiene asegurado también los siete cupos para los Juegos Panamericanos.
Oscar Braison (+100), Oreidis Despaigne (100) y Asley González alcanzaron sus doradas convincentemente y son un trío envidiable de cara a cualquier certamen internacional. Ronald Girones (73) volvió a pelear por el máximo galardón, pero otra vez un brasileño se le atravesó en el camino. Antonio Betancourt (60) y Angelo Gómez (66) terminaron terceros —igual que en la Copa de Guayaquil—, mientras Osmay Cruz concluyó quinto, víctima también de un carioca.
Otra vez el judo cubano se empina como un deporte clave en las aspiraciones de reeditar el segundo lugar por países en los venideros Juegos Panamericanos. Muy lejos todavía para un vaticinio objetivo, el contexto va indicando de tres a cinco coronas entre las féminas y no menos de dos para la tropa masculina. La luz más reciente en Guadalajara confirma esta opinión.

1 comentario:

nicol dijo...

"Hola.
Disculpa que te escriba como un comentario...
Queria ofrecerte la posibilidad de intercambiar enlaces con tu blog
Si te interesa puedes puedes poner un enlace en COCHES DE OCASION Esta abajo de todo PON TU ENLACE que está abajo del todo)
Muchas Gracias por tu tiempo...
Un saludo."